7 de octubre de 2022

La Factoría del Boti. Ahuyentando viejos fantasmas.

3 0
Read Time:4 Minute, 43 Second

Allá por 2014, Aluche se puso en el candelero televisivo de la mano de Alberto Chicote y su Pesadilla en la Cocina cuando vino a visitar La Parrilla de Poli.

En uno de los episodios más lamentables que se han emitido en ese programa, nuestro querido Chicote casi echa hasta la primera papilla tras vérselas con una pieza de carne en mal estado. Malísima publicidad para nuestro barrio.

Desde que el mítico local Ascuas Zabala cerrase sus puertas, fueron varios negocios, incluyendo La Parrilla de Poli los que tuvieron un paso más o menos fugaz por un local que parecía maldito. Actualmente el testigo lo ha cogido La Factoría del Boti. ¿Serán capaces de quitarse el Sambenito de encima?

Pues allá que vamos, una vez más a nuestro amado paseo marítimo, esta vez para poner a prueba La Factoría del Boti, otro de los muchos negocios que todavía no había tenido oportunidad de visitar ni una sola vez con anterioridad.

Probablemente haya sido la primera ocasión en que mis compinches llegaron antes que yo para hacerse con una de las mesas que se sitúan en la terraza de local, una terraza que tiene buenas dimensiones como es costumbre en los bares del parque Aluche.

Como primer detalle, me advirtieron que no cayese en la trampa de pedir un tercio de Alhambra reserva, pues estaban bastante calentorros. Gracias a eso, pedí un doble de cerveza de grifo, que sí me llegó con una temperatura óptima, pero sin un triste aperitivo que llevarme a la boca. Cabe decir que a mis tres compinches sí les agasajaron con unos mini perritos calientes de los que no dejaron ni las migas y mucho menos tuvieron el detalle de fotografiar. Creo que voy necesitando nuevos compinches que ejerzan su labor con mayor dedicación.

Me dejaron, eso sí, la responsabilidad de decidir lo que teníamos que degustar. Aunque es un negocio con parrilla y ofrecen buena variedad de carnes en su carta, me decidí por cosas más sencillas para cubrir una cena de jueves por la noche.

En primer lugar atacamos las Patatas El Boti. Hay una máxima en este blog y es que, si un plato es bautizado con el nombre el negocio, hay que pedirlo.

El plato en sí es un lecho de patatas fritas cubiertas con carne picada rehogada con cebolla, pimiento y tomate, todo ello cubierto con queso gratinado y adornado con algo de orégano seco que yo habría eliminado de la receta. En líneas generales, un plato con un sabor agradable y contundente, que mejoraría si redujesen mejor las verduras para evitar que el fondo del plato se llene de líquido, lo que provoca que se reblandezcan las patatas.

Acto seguido pudimos probar media ración de Nachos. Un plato que mi compinche Saucana me había recomendado semanas atrás y que no pudimos dejar pasar la ocasión de degustar. Prácticamente utiliza la misma fórmula de las patatas anteriores, pero usando totopos y añadiendo un poco de crema agria y guacamole (ambos industriales) junto con un poco de pico de gallo. El resultado es bastante bueno y son unos de los mejores nachos que he probado en el barrio, aunque también se vieron resentidos por la humedad general del plato, quedando reblandecidos.

Seguimos con una tosta de gulas y gambas en la que no tenía grandes expectativas, pero que cumplió con creces. Muy bien presentada, con una gran rebanada de pan tostado y una generosa cantidad de gulas cubriendo su superficie, se adorna con unos brotes germinados que añaden vistosidad y frescura al plato. Únicamente las gambas, de una calidad paupérrima, bajan la nota de esta tosta que se queda en un notable.

Para finalizar, otra tosta, esta vez de roast beef con queso. Igual de bien vestida que la tosta anterior, se presenta con generosa cantidad de ingredientes y graciosa presentación. Sin embargo la sensación general es que el acabado es muy mejorable, dado que la carne está macerada en un exceso de salsa de soja que mata cualquier otro sabor que queramos detectar.

A la hora de pagar, dividimos un ticket de 65,30 euros entre cuatro personas, dando una media inferior a los 17 euros. Muy bien su relación calidad precio.

Si Chicote volviera ahora a este local, ocho años después de aquel desastre, se encontraría un negocio que tiene una buena atención al cliente y una cocina con sus más y sus menos, pero con un trasfondo y una intención que hacen pensar que, por fin, este negocio no será flor de un día. A mí me ha sorprendido gratamente y creo que volveré muy pronto para dar una oportunidad a sus carnes a la brasa.

¿Tienen opciones sin gluten?

Como casi siempre, nada específico en la carta. Habrá que fiarse de los alérgenos y consultar la posible contaminación cruzada.

¿Tienen opciones vegetarianas o veganas?

Una vez más, es un sitio dedicado principalmente a las carnes, aunque en carta tiene variedad de ensaladas, no hay platos diseñados para veganos.

¿Es accesible el local para sillas de ruedas o carritos de bebé?

Dependiendo de lo lleno que esté el local, es factible el acceso. En la terraza, como casi siempre, ningún problema.

¿Qué opinan los compinches?

Mona Love: “La verdad es que no esperaba nada de este sitio, pero la comida está bien”. Puntuación – 6

Clementain: “Los nachos hay que comerlos con tenedor, pero están buenos.” Puntuación – 6,5

Larry Boy: “Las tostas vienen cargaditas. Una pena tanta soja.” Puntuación – 6,5

Tipo de comida: Española – Parrilla.

Dónde: Calle Quero, 35

Teléfono: 640 74 67 03

Web: https://la-taberna-del-boti.negocio.site/

Precio medio: 15 – 20 €

Terraza: Sí.

Valoración personal: 6/10

Happy
Happy
40 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
40 %
Sleepy
Sleepy
20 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *