27 de noviembre de 2022

D’Burritos. Un fast food de calidad en pleno parque Aluche.

12 0
Read Time:5 Minute, 56 Second

Siempre que veo obras en el interior de un local que se está reformando para abrir como bar o restaurante, siento emoción, ilusión e impaciencia por su apertura. Sé lo difícil que es mantener un negocio en Aluche y no puedo dejar de empatizar con los emprendedores que apuestan por nuestro barrio para hacer realidad sus sueños.

Si además eligen alguno de los locales tradicionalmente «malditos» por la cantidad de ideas efímeras que se llevaron a cabo en su interior, no puedo evitar cruzar los dedos para que esta vez sí sea la definitiva, la buena.

Cuando me dijeron que hace apenas unos días había abierto un local de comida mexicana en el parque, me apresuré a convocar a mis compinches, que por desgracia esta vez no pudieron sumarse en manada a la experiencia. Afortunadamente, mi buen Bicicleman no me dejó solo y acudimos fieles a la cita de Degustando Aluche.

Llegamos a las puertas de D’Burritos, un amplísimo local en la mejor zona de ocio a nivel restauración del barrio, nuestro querido paseo marítimo.

Este local ha visto fracasar en muy pocos años una tienda de objetos de segunda mano, una sala de apuestas que jamás llegó a abrir sus puertas, una hamburguesería que tampoco llegó a inaugurar y, por último, un bar al que llamaron «Las Yardas» que tenía buenas intenciones y maneras, pero que quizá se vio lastrado por la larga pandemia que tantos negocios se ha llevado por delante.

Llama la atención lo luminoso y pulcro del interior del local, presidido por una sencilla barra en la que atienden los pedidos que uno mismo debe llevar a la mesa si desea consumir su comida en el propio restaurante.

Se nota que esta situación ha descolocado a más de un cliente, por lo que, antes incluso de que podamos preguntar, el dueño del negocio nos explica que estamos en un fast food como podría ser cualquier cadena de pizzas o hamburguesas tradicional, pero ubicado en el corazón del parque Aluche.

Las opciones a la hora de confeccionar nuestro menú son muy sencillas y vienen claramente indicadas en una carta visible desde el escaparate, y en una gran pizarra sobre el mostrador:

Burritos (cómo no), Bowl (el relleno del burrito sin envolver en la tortilla) y Tacos (una tortilla de menor tamaño que los burritos).

También podremos elegir entre dos sencillos complementos: Nachos con un montón de ingredientes sobre ellos o Chips, que vienen a ser lo mismo pero en un formato más pequeño y con un único ingrediente adicional.

Nos explican que absolutamente todos los ingredientes que podemos utilizar para confeccionar nuestro burrito han sido cocinados de forma casera en el local utilizando productos frescos. Nos recalcan incluso, que la carne la compran en uno de los puestos de la cercana galería COPASA. Todo se prepara diariamente y se deshecha el producto que no se consume al final de la jornada.

Después de todos estos detalles, no nos queda más que probar el resultado. Nos decidimos por un burrito partido por la mitad para compartir, un par de tacos y una ración de chips. Habríamos pedido algo más, pero nos insistieron hasta la saciedad en que el tamaño de las raciones era muy grande y que era preferible que pidiéramos menos cantidad.

Una vez que seleccionas burrito o taco, en el propio mostrador puedes ir escogiendo tantos ingredientes como quieras y quepan dentro de la tortilla. Alguno de ellos, si es un «extra», tiene suplemento como en el caso de la carne o el guacamole. También nos incluyen un par de salsas con diferentes niveles de picante, de las cuales escogimos la más suave y la más dura, únicamente recomendable para paladares muy curtidos.

En el caso del burrito, lo confeccionamos a base de carne de cochinita, arroz blanco, frijoles, un poco de verduras frescas troceadas, guacamole, crema agria, algo de lechuga y salsa de queso.

El resultado, bastante contundente en sabores y en peso. Tan rico como difícil de comer sin ponerte perdido, dado lo voluminosa que es la tortilla de trigo convertida en un paquete de dimensiones muy importantes.

Los tacos, de carne de pollo y ternera, se acompañaron de verduras en un caso y un picadillo con maíz en el otro, así como un chorro de salsa de queso.

Aunque el sabor sigue siendo muy bueno, el taco se vuelve verdaderamente inmanejable por la humedad que desprende la carne. Sería aconsejable que los sirvieran con doble tortilla para aguantar todo lo que llevan encima sin que se deshagan y desmoronen.

En cuanto a los chips, es una buena bandeja de nachos, perfecta para compartir. En nuestro caso los pedimos con salsa de queso. Aunque la cantidad de salsa que echan es adecuada, quizá tendrían que mejorar la técnica para repartirla por todos los nachos, ya que al enfriarse queda totalmente adherida a los que coronan el montón y obliga a comerse el resto a palo seco.

Tienen una buena variedad de bebidas, incluyendo cervezas, para acompañar la comida. Nosotros quisimos refrescarnos con una Victoria Málaga, poco habitual en los bares de la zona y que nos supo a gloria.

Me habría gustado hacer una foto al ticket, pero mi buen compinche tuvo a bien invitarme a la cena y olvidó por completo guardarlo. Sin embargo, si nos fijamos en la tabla de precios, podemos echar cuentas y calcular que esta cena para dos personas nos salió por 24,20 euros.

Cuando terminamos de cenar nos entró un poco de ansia de dulce, así que preguntamos por los postres… que lamentablemente no tienen. Nos comentaron que, en un futuro, fieles a su idea de negocio de ofrecer únicamente productos caseros, tal vez los incluyan.

D’Burritos no viene a competir con el resto de bares de la zona. Simplemente nos ofrece una alternativa más a lo que ya tenemos en el paseo y como tal hay que tomárselo. Si debemos compararlo con cualquier fast food de las franquicias conocidas, desde luego esta nos parece una opción de lo más sana, sabrosa y recomendable. Por contra, si lo que buscamos por la zona es una terraza donde pasar la tarde bebiendo y comiendo con un camarero sirviendo nuestra mesa, este no será nuestro lugar.

Les deseo la mayor de las suertes y que esta vez, sea la buena.

¿Tienen opciones sin gluten?

Sí. Tienen bien controlada la contaminación cruzada y ofrecen tortillas a base de maíz para los tacos. Los burritos, eso sí, son exclusivamente de trigo. ¡También tienen cerveza sin gluten!

¿Tienen opciones vegetarianas o veganas?

Sí. Disponen de opciones vegetales en burritos, bowl y tacos, aunque no llegan a ser veganas.

¿Es accesible el local para sillas de ruedas o carritos de bebé?

El local es enorme y no hay problema en ese sentido.

¿Qué opinan los compinches?

Bicicleman. A mí me ha sabido todo muy bueno. Los nachos un poco secorrios cuando te los comes sin queso. Puntuación – 6,5

Tipo de comida: Mexicana.

Dónde: Calle Quero, 51

Teléfono: 914352954

Web: No tiene, pero admite pedidos por Glovo.

Precio medio: 10-13 €

Terraza: Sí.

Valoración personal: 6,5/10

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
100%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

3 thoughts on “D’Burritos. Un fast food de calidad en pleno parque Aluche.

    1. Lo he probado varias veces y por desgracia no han salido muy bien parados de la reseña que ya publiqué hace un tiempo en el blog ☹️

      Es un sitio al que se le intuyen buenas intenciones en su concepto pero en el que falla casi todo (al menos las veces que me he sentado en su terraza). Una pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *